Lun-Vie 9.00 am - 8.00 pm / Sáb: 9.00 am. - 2.00 pm.

Av. Arequipa 1180. Santa Beatriz.

Citas: (01) 471-4862

RESERVA UNA CITA

Cirugía de retina

Desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina es grave y atenta contra la visión. Tiene lugar cuando la retina se separa del tejido subyacente de apoyo. La retina no puede funcionar cuando estas capas se desprenden. Y a menos que estas se unan rápidamente a la retina, puede tener lugar una pérdida de la visión.

Estas señales pueden tener lugar gradualmente, mientras la retina ejerce tracción separándose del tejido de sostén, o pueden ocurrir sorpresivamente si el desprendimiento se produce de inmediato.


Una lesión en el ojo o en la cara puede ocasionar un desprendimiento de retina, así como también los altos niveles de miopía. Las personas con miopía aguda tienen globos oculares más largos y retinas más delgadas y más propensas a desprenderse. También, los nuevos vasos sanguíneos que se desarrollan por debajo de la retina —que pueden tener lugar en enfermedades como la retinopatía diabética— pueden empujar la retina, separándola de su red de apoyo. No se asocia dolor con el desprendimiento de retina.


  • SINTOMAS
  • VITRECTOMIA (CIRUGIA)
  • Un aumento repentino en el tamaño y el número de manchas flotantes, lo que indica que un desgarramiento de la retina puede estar ocurriendo.
  • Una repentina aparición de centelleos.
  • Una sombra en la periferia (lado) del campo de visión.
  • Una cortina gris en movimiento en medio del campo de visión.
  • Una disminución repentina de la visión.

VITRECTOMIA (CIRUGIA DE RETINA):

  • El cirujano realiza pequeñas microincisiones en la esclera o pared externa del globo ocular, a través de las cuales se accede a la cavidad vítrea y se introducen delicados instrumentos: una luz de fibra óptica que ilumina la retina, una cánula de irrigación que mantiene la presión intraocular y un vitrectomo que corta y extrae el vítreo.
  • Durante la cirugía, en algunos pacientes se inyecta gas en la cavidad ocular, que favorece el proceso de reparación de la retina y que se va absorbiendo progresivamente. En otras ocasiones, en lugar de gas se usa aceite de silicona, que no desaparece naturalmente y que puede tener que extraerse en una segunda operación, pasados unos meses, siempre y cuando el oftalmólogo lo aconseje.

Primera consulta pre operatoria sin costo!

Llámanos:

(01) 471-4862

Testimonios